Luxemburgo

Quienes piensan que no hay viaje si no dura al menos una semana, se equivoca. Aquí te proponemos una guia para que no dejes de conocer Luxemburgo en un viaje relámpago de fin de semana. No lo crees. Comienza a preparar tu maleta.

Atravesada por el cauce del Río Alzzette la ciudad de Luxemburgo se muestra imponente. Su cercanía con varios países de gran importancia en Europa la han vuelto más que importante para la comunidad, y eso se vive en sus calles y en su gente. Sus comercios, sus paseos y sus lugares para explorar.

Pequeña pero transitada sus construcciones son sin dudas una parte muy importante de sus vistas. Si quieres armar una lista de las cosas que no puedes dejar de conocer anota:

- El Palais Ducal. Uno de los grandes lujos de lo que fue la ciudad de Luxemburgo, residencia oficial de la familia real desde 1890.

-Un recorrido por la ciudad baja. Allí se encuentra la escencia de la ciudad. Camina, observa cada detalle y déjate llevar por sus misterios. Puentes, muros y otras fortificaciones te darán la bienvenida.

-Los altos de sus colinas. Castillos, el Rocher du Rock, en el año 963 fue luego destruido, pero todavia pueden verse rastros únicos.

- Sus calles y sus plazas de la zona son casi únicas y muestran la verdadera ciudad de Luxemburgo que además le permitirá relacionarse con sus habitantes y conocer sus culturas.

- La catedral Notre – Dame inciada en 1613 y con un interior único que no puede dejar de conocer si se haya de paso por Luxemburgo.

Via: Fin de semana Eu

Foto Via: Mundo City

-

Tags: , , , , , ,

» Puedes dejar un comentario, o un trackback desde tu blog.

Deja un comentario